La madera sostenible

La Madera sostenible y autóctona del País Vasco

La Madera autóctona. País Vasco, País Verde.

“La madera es el recurso natural más antiguo de que dispone el hombre. Tiene además el valor inapreciable, por no decir único, de ser la sola fuente natural de recursos que el hombre es capaz de ir renovando. El petróleo se acabará un día, las minas de carbón y otros minerales se agotarán. Pero un bosque bien cuidado, o sin cuidar, irá produciendo madera indefinidamente”
Hugh Jonson.

El bosque, durante todo el tiempo que permanece en pie y sobrevive, es una gran máquina que almacena energía y la mayor parte de los elementos esenciales para la vida.

El concepto de “rendimiento sostenible” es fundamental en el planteamiento de los bosques creados por el hombre. En términos generales esto significa que, si los árboles necesitan cincuenta años para llegar a su plena madurez, cada año puede talarse una cincuentena parte del bosque y debe ser repoblado en la misma proporción. Esta tala permitida, se establece cuidadosamente mediante la valoración de muestras tomadas durante un periodo de varios años y es corregida regularmente.

La gestión forestal sostenible se practica de forma cada vez mas rigurosa en toda Europa y la superficie forestal va aumentando.
En Euskadi desde hace mas de 50 años hemos ido plantando arboles y hoy un 55% de territorio esta cubierto de arbolado, lo que significa que estamos a la cabeza de Europa junto con Suecia que tiene un 62% y Finlandia con un 70%. El haya es la frondosa que ocupa una mayor extensión.

El debate y sensibilización mundial sobre cambio climático, a supuesto un redescubrimiento y valorización de la madera por su contribución a la lucha contra el cambio climático al tratarse de un material renovable con capacidad de absorción de CO2. El uso de la madera es bueno medioambientalmente, ya que es la única materia orgánica renovable, con un aprovechamiento integral durante todo su ciclo de vida ( una vez terminado su uso puede reincorporarse a la naturaleza, ó servir de producción energética), que puede usarse a gran escala, y que posibilita un desarrollo sostenible, respetuoso con el medio ambiente y el equilibrio ecológico.

En el país vasco se trabaja la madera maciza desde hace muchos años con un saber especifico que asegura la calidad del producto final. Hay una tradición y cultura de la madera. Las carpinterías mantienen formas tradicionales de trabajo combinadas con la maquinaria mas moderna, la mayoría de ellas son empresas familiares que han sabido trasmitir su bien hacer generación tras generación alimentando siempre el gusto y amor por este material tan noble. La buena preparación de las nuevas generaciones ha aportado elementos innovadores en el sector en cuanto a nuevos usos y diseños.

La madera está y va a estar de moda en el futuro ya que ofrece muchas ventajas desde la perspectiva de la sostenibilidad y el ahorro energético al ser el único material con balance negativo de emisiones de CO2. Por eso la proporción de madera en las casas ira aumentando en la medida en que crezca la conciencia ecológica, como se observa ya en otros países europeos como Alemania y Austria, donde la región de Vodalberg por ejemplo se ha convertido ya en referente de diseño sostenible y hoy se considera el “Silicon Valley” de los artesanos de la madera.

Es importante entender que la madera es un producto vivo y respira es decir, puede absorber humedad y volver a soltarla en situaciones de ambiente seco. Por otro lado cada pieza de madera es única en cuanto a estructura y conducción de fibra. Debido a esto, la no-uniformidad del color que se da en la madera es inevitable y forma parte de su encanto natural.
Este elemento natural ha sido utilizado desde hace siglos por el hombre y sin embargo gracias a la aplicación de la tecnología moderna, se presenta como un nuevo material con grandes oportunidades y ventajas para el futuro. La tecnología de transformación de la madera, en evolución continua en las últimas décadas, permite optimizar más sus características y propiedades.
La madera ejerce también efectos positivos en nuestra salud al moderar y regular la humedad ambiental gracias a sus propiedades higroscópicas y evitar la transmisión de la energía estática.
Cuando se mantiene en condiciones adecuadas, principalmente con el grado de humedad adecuado y ventilada, constituye uno de los materiales de más durabilidad.
La madera nos ofrece una estética natural y una calidez y confort que se trasmite a los ambientes que crea. Rodearse de madera, con su color y su olor aporta tranquilidad y belleza al entorno contribuyendo a mejorar el estado emocional de las personas.
En el País Vasco hemos crecido rodeados de árboles, hemos trepado por sus ramas, nos hemos calentado con ellas en el invierno y nos hemos cobijado bajo sus sombras en el verano. Tenemos los ojos llenos de verde, amamos la madera porque siempre hemos estado entre ella. En Haiku-Futon queremos compartir con nuestros clientes este sentimiento, transformándola en productos bellos, de diseños limpios y atemporales pensados y creados para toda la vida, porque la madera es un material noble que nos puede acompañar siempre y siempre lo hará aportando calidez a nuestro entorno.

Sabéis que vuestras opiniones, sugerencias y experiencias son muy valiosas para nosotros, podéis utilizar este espacio para compartirlas.

Autorizamos la utilización de este artículo, sólo si se publica su origen.
Creado y publicado por Haiku-Futon®

https://www.haiku-futon.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*