Tatamis

Certificado: Sanitario de los tatamis
Nuestros tatamis naturales están compuesto de una espesa capa de paja de arroz, son los tatamis clásicos Japoneses de paja de arroz, recubiertos por una suave estera de Igusa de bambú.  Aunque antiguamente se utilizaban, en artes marciales, ahora ya no son tan recomendables. El tatami mantiene siempre una temperatura aún más cálida que la madera y tiene un punto de dureza parecido a la tierra por lo que además de una base para tu futon, es también un suelo muy acogedor, por ello también lo usamos para cubrir superficies enteras de habitaciones o espacios grandes simplemente colocando unas piezas junto a otras.
Actualmente disponemos de 5 medidas de tatamis: 70×200, 80×200, 90×200, 90×180, 90x90cm. Con ellas podemos ofrecer camas con tatamis de todas las siguiente medidas o anchos de camas: 140/150/160/180/210cm. En las camas japonesas de tatamis, es bonito y práctico dejar un espacio visible de tatami, es decir colocar un futon o colchón que no cubra toda la superficie, de forma que el espacio libre haga de banco o mesilla y ofrezca una estética diferente. El tatami está compuesto por paja de arroz, que durante todo el lento proceso que constituye su secado y que puede durar unos años, sigue realizando el proceso de fotosíntesis por el cual se libera oxigeno hacia la atmósfera, por esta razón se puede decir que los tatamis ionizan el ambiente. El color del tatami va pasando del pajizo verdoso al principio al amarillo pajizo con el paso de los años. En Haiku-Futon nos aseguramos de que los tatamis que adquirimos tienen un certificado sanitario, esto asegura que llegan con el punto de secado adecuado y elimina todo tipo de parásitos y bichos en los tatamis.